miércoles, 2 de mayo de 2018

¡A por la Decimotercera!

El partido que más he sufrido en mucho tiempo, quizá incluso superior a la Final de la Décima. Nos faltaban 40 minutos agonizando esperando caer el gol del Bayern que automáticamente nos eliminaba. La magia de los goles dobles hacía que un gol del Bayern nos echara, y el empate nos valiera. El sufrimiento ha sido bestial. 

Gracias a Keylor Navas y a Cristiano estamos dentro, con permiso de las cagadas del portero del Bayern primero, y de su entrenador después. Cristiano defendió en los últimos 5 minutos y Keylor estuvo sensacional durante todo el partido, que solo se dejó anotar un gol de James. Marcelo hizo un hipotético penalti que podría ser fuera del área, aunque normalmente esas manos ya no se pintan. Empecemos. 


Como vengo comentando, un partido muy duro, muy difícil, con mucho sufrimiento. No esperaba que el Bayern fuera tan peligroso, y hasta me atrevo a decir que con el chupón Robben no habría dado tantos problemas. Pero a Heynckes se le aclara el 11 y lo tiene claro: No va a optar por Javi Martínez y sí por James y Thiago en el 11. Con esos 2 nos han bailado, demostrando el Bayern que es al menos tan buen equipo como el Madrid... con permiso de que atrás quizá no son tan buenos, y por eso han caído. 

El inicio arrollador del Bayern ha sido apoteósico. De nuevo gol en el minuto 2. El equipo no ha sabido controlar el balón, dominar con pases, tratar de hacer un rondo. No entiendo por qué no lo han hecho. Pero sí que me ha dado la sensación de que Ramos había cantado en el primer gol. Sin embargo y tras ver varias repeticiones, me ha parecido que impacta el balón de tacón (no podía llegar de otra manera) y tras un mal rebote, llega el primer gol del Bayern, que pone patas arriba la eliminatoria. 

A partir de aquí: un gol del Bayern nos echaba, otro nuestro nos daba la calma, pero siempre ya con el miedo en el cuerpo y con una fe ciega en Cristiano arriba. Y así ha sido como Marcelo ha llegado por banda y se la ha puesto a Benzemá. Karim ha rematado de Cabeza y ha anotado, (si hubiera rematado con el pie muy probablemente la habría disparado al palo o se la habría intentado  poner a Cristiano donde fuera que estuviera). Pero Karim anota y me alegro por él. No puedo evitar no alegrarme en una situación así: es jugador del Real Madrid y punto, y nos ha dado mucho hoy. ¿Se redime de sus pecados? Pues probablemente...

Su segundo gol iba a llegar en una pifia amateur del portero, que corroído por los nervios, no sabía si atajar el balón o despejarlo, así que Benzemá ha anotado el otro típico gol del que es especialista: empujarla. La presión arriba del Madrid ha comprometido, aunque debíamos presionar todos, si no lo hacíamos así el equipo se rompía y no merecía la pena. 

El plan funcionaba y un mal remate de Cristiano nos iba a hacer sufrir más. En vez de bolear trata de colocarla y así quizá es más difícil. Hemos tenido la oportunidad de apuntalar al Bayern y no hemos podido: tocaba sufrir. Surrealista me ha parecido que luego los jugadores dijeran que han sido superiores en la Segunda parte, cuando en realidad hemos sufrido un acoso y repaso terrible por parte del Bayern. Será la euforia... pero lo cierto es que Muller no mejora a Benzemá y a Lewandoski no se que le pasa, así que mejor para nosotros: les han faltado figuras arriba. 

Kovacik titular


Quizá podemos pensar que es un error, y que debería haber jugado Casemiro. Creo que la idea de Zidane era parar a Ribery, dado el repaso que le metió a Carvajal el otro día y que ahora debía jugar en su posición un jugador que no es lateral: Lucas Vázquez. Y hasta diría que el plan le ha salido bien, aunque quizá más cuestionable es destinar a Modric a la banda y a Kovacik en el centro. Los periodistas desconocen, (y nosotros también) el nivel de cardio, de resistencia física de cada jugador. Expertos entrenadores afirman que en el fútbol de tan alto nivel, a excepción del portero, el nivel está igualadísimo entre todos los jugadores de la plantilla, incluidos suplentes... pero siempre uno tiende a pensar que hay ligeras diferencias. De ahí quizá que Zidane destinara a Modric a la banda y a Kovacik al centro, o quizá obviando que ambos debían correr lo mismo; yo siempre he pensado que Mateo era un poco más resistente, aunque sea por el tema de la edad. 

Pero lo cierto es que Ribery no ha causado tanto peligro, y sí lo ha causado James. A Kovacik le he visto perdido, sin intervención en defensa y quizá con menos protagonismo en ataque. Tal vez es su sentencia de cara a la final de la Champions, donde apuesto por Kroos, Modric, Asensio e Isco. Me temo que Lucas se quedaría fuera, aunque todavía falta bastante para ese momento, ya tendremos tiempo de hacer cábalas sobre el once... de momento deberemos esperar que no hayan más lesionados. 

Vergüenza ajena algunos periodistas

Foto: Marca

Y le preguntan a Zidane que si sabe mejor haber ganado así, que si está contento por llegar a la final, (¿por qué no iba a estarlo?) esas son las primeras preguntas gilichorras de periodistas que parecen hooligans. Por desgracia para ellos, dicen su nombre y apellidos antes, así que quedan retratados. Por cierto, los de las preguntas chorras son los mismos con los que se peleaba Mou, los que comían con Casillas para sugerirle por cierto, que intentara echar a Mou, quién empezó a meter al Madrid en semifinales y quien trajo a Modric. No me meteré en sus cosas negativas, (que las tiene), pero me parece curioso que los peores periodistas que hacen sentir vergüenza ajena al aficionado sean también los polémicos. El que le metió puñetazo a Siro López y casi le parte un ojo era uno de las preguntas chorras, que, -previo monólogo-, le lanza a Zidane algo que ningún periodista debería preguntar: una pregunta absurda y retórica. 

¿Por qué no le han preguntado por Kovacik en el once en vez de Casemiro? ¿Por qué no le han preguntado por la posición de Modric? ¿Por qué no le han preguntado por qué ha tardado tanto en hacer los cambios? Justo Zidane ha hecho los cambios cuando ya íbamos 2-2, cuando el Bayern asediaba desde hacía rato. Y creo que no ha hecho los cambios antes porque quería contemporizar el partido. Deseaba o creía que si lo hacía en el 68 era lo mejor y no quería hacerlos antes por no quitar a nadie antes de tiempo. Sin embargo se ha encontrado con el empate del Bayern y ha tocado sufrir. 

Keylor Navas


Ha hecho el partido de su vida, recordándome a aquel punto que salvó con el Levante cuando jugaba contra el Madrid. Un acoso del Bayern y un ataque más aéreo que nunca. De nuevo a los periodistas se les han pasado las declaraciones de Zidane, donde ha remarcado que le ha gustado Keylor por arriba. Parece que lo hayan estado entrenando, ya que el portero ha potenciado quizá la carencia que tenía: ante un Bayern con jugadores tan altos, le hemos visto más activo que nunca por arriba, con mucha confianza. 

Después, quizá no han sido tan complicadas las paradas como nos las quieren hacer pintar (yo siempre he sido muy crítico con Casillas) pero lo cierto es que ha parado mucho y más de una sí que es cierto que era complicada, especialmente la que es a quemarropa que le bota delante y la que atrapa al borde del palo izquierdo. Ha hecho un sensacional partido. 

El vestuario blindado por Zidane ha respondido. Keylor fue uno de los protegidos y de momento a Zidane la gestión le está saliendo bien. Ha protegido también a Benzemá, que ha aparecido hoy. Ha puesto un once conflictivo pero aun así le ha salido bien. Todo se ha puesto mal al inicio pero aun así el Real Madrid ha remontado agrandando la leyenda.

Gracias Heynckes

 

No podía faltar el guiño del ex-entrenador del Madrid, Jupp Heynckes. No recuerdo por qué se le dio la patada, pero ha demostrado ser tan excelente entrenador como frío alemán. Un hombre mayor que quizá como Del Bosque, no vive los partidos tan intensamente sencillamente porque su corazón no se lo permitiría. Fruto de eso ha cometido para mi la cagada de la eliminatoria, quizá solo superable con permiso de la propia cagada de su portero. 

Resulta que en pleno asedio del Bayern, en el minuto 80 aproximadamente: yacía yo mismo de rodillas llorando delante de la tele viendo el naufragio del Madrid ante un acoso terrible del Bayern. Mis jugadores del Madrid eran las pobres víctimas del Titanic cayendo al agua sin piedad arrollados por un Bayern que capitaneados por James, (el que anota el gol del empate por cierto) estaban haciendo trizas a un Madrid que ni con Casemiro ni Bale en plena forma podían parar el asedio. 

Pues bien: el iluminado de Heynckes decide sacar la bandera blanca y rendirse: retira al mejor jugador del Bayern: James, y mete a Javi Martínez, destinado el equipo entonces a colgar balones, cuando en juego nos estaban superando y no olíamos el balón. Si el Bayern la tocaba se podían pasar 5 minutos tocando. Lo triste es que nosotros también podíamos hacer eso, pero ningún periolisto le ha preguntado por ello a Zidane. 

Heynckes ha hecho una lectura tan fría como alemana. Quedaban 10 minutos y los cánones del fútbol mandan que a ese tiempo vale la pena colgar balones. A partir de ahí el Bayern ha llegado con peligro, pero no ha llegado 2 veces por minuto como estaba llegando hasta entonces, y quizá sin tanta peligrosidad. Para mi un fallo clave en la eliminatoria. 

¿Y por qué nosotros no hemos controlado más el partido? Porque el pase fácil al espacio era muy suculento. El Madrid ha firmado jugar a la contra y Zidane no ha sabido o querido controlar eso y creo que aunque Zidane ha vuelto a salir beneficiado por el resultado, podría haber tomado mejores decisiones durante el partido. 

Pero no hay excusas: los culés ya no pueden decir que hemos tenido suerte en los cruces. No se llega tan lejos repetidas veces por suerte, ni se elimina a los rivales más duros: PSG, Juve y ahora Bayern. Lo del Madrid tiene mucho mérito y los culés deberán estar tapaditos durante un tiempo. Esto ellos no lo han conseguido nunca.

Dos apuntes finales más: 1- La mano de Marcelo puede ser involuntaria. Para mi, esa norma sobra. Si es involuntaria mala suerte, ninguna mano debería permitirse en el fútbol, así no habrían dudas. El balón debe quemar en las manos, ya no me gusta que el saque de banda sea con la mano... pero como han añadido la norma absurda esta de que involuntariamente se puede tocar... pues no me queda tan claro que sea penalti. Y 2- Kroos presionando conocedor de que podía robar fácil debido a que los jugadores del Bayern estaban muy cansados, eso provocó un centro del campo del Madrid inexistente (se abrió mucho el equipo).  Últimamente el desgaste físico en el fútbol es tan bestial que vemos un partido diferente desde el minuto 65 hasta el final. 

 A otra final de Champions


Y otro día mítico para el blog, nos vamos a Kiev a disfrutar de la final. Mañana a ver si pasa el Liverpool, que no nos debería dar miedo. Ni son tan buenos arriba, ni lo son atrás. Pero los equipos de Klop salen a muerte como 100 Atléticos en los primeros 30 minutos. Si no nos meten 3-0 en esos primeros 30 minutos, creo que podemos tener opciones. Toca disfrutar...¡HALA MADRID!

No hay comentarios:

Publicar un comentario