domingo, 8 de abril de 2018

La chilena de Cristiano

Nos mete en semis

No me gusta atribuir la victoria del Madrid a Cristiano, ni mucho menos darle el vergonzoso protagonismo que le está dando la prensa mundial. Digo vergonzoso no porque se lo merezca, sino porque me parece desproporcionado el adulamiento generalizado al que se está viendo sometido. Y es que tampoco fue de las mejores chilenas que se han visto, al margen de que creo que lo hizo perfecto. Fue especial y espectacular por eso de ser alta; a más de 2 metros. En vivo me pareció que como mucho estaría a metro y  medio, pero en efecto, golpear el balón a más de 2 metros de altura es una auténtica brutalidad, y Cristiano lo hizo. 

El partido me dejó notas muy positivas, a la vez que ahora mismo lamento tener que renunciar a la Liga. No obstante vimos a un equipo comprometido y una Juve que creó poco peligro en su propio campo. Los jugadores presionaban y Bale no consiguió sentar a un Benzemá que como de costumbre no hizo nada. Aun así me pareció lamentable que Bale (o Baile como le llama un abuelo en el bar al que suelo ir), pareciera enfadado tras anotar Cristiano el gol que puede meter al Madrid en semifinales. Y digo puede meter porque no estamos a salvo de una remontada de la Juve, que tendrán propio derecho de soñar con ella. 

Dybala por su parte no acaba de despegar y su precio real no debería sobre pasar los 40 millones. Claro que la Juve ha pagado casi 100 millones por Higuaín y es normal que pidan eso por Dybala. Higuaín volvió a estar como siempre en el Madrid: desaparecido y más rabioso que otra cosa. El que no estuvo tampoco nada mal fue Isco, que asistió a Cristiano en la jugada del primer gol. 

El partido se nos puso fácil pronto y quizá eché de menos a un mejor Modric, pero por desgracia para los laterales y en especial para Marcelo, el gol de Cristiano eclipsó el espectacular gol de Marcelo después de una jugada,-con caño incluído-, que pasará la para la historia. Marcelo se desata arriba pero abajo tiene problemas. En cuanto a la Juve y sin quitarle mérito al Madrid: con jugadores insignia como Khedira o Higuaín, no se pueden considerar un equipo serio. 


El que parece un equipo serio es el Barça, que con un Valverde en plan amarrategui, únicamente se dedica a intentar que sus jugadores defiendan bien y a confiar la suerte de los goles a un Messi que sigue siendo el miso que se regatea a varios o cruza un balón al borde del palo en el momento menos pensado. El Barça no quiero que nos toque en pintura, pues también se van a clasificar con una goleada a una lamentable Roma. 

El que lo hizo lamentable fue el City de Guardiola, que no pudo con el Liverpool de Klopp. Así que en semifinales me dan igual Bayern o Liverpool, y es que al Sevilla le está pesando demasiado la competición. Ya la liaron contra el Barça al dejarse remontar un 2-0 en el 86, y ahora en Champions tienen problemas. Pero nosotros debemos seguir a lo nuestro, a por la Champions, a hacer los 3 buenos partidos que nos quedan esta temporada. 

Y como no, no puedo terminar este artículo sin volver a mencionar la tremenda chilena de Cristiano. Tomada en altura, impactada perfecta y bien colocada. El público aplaudió y es normal, yo también debo hacerlo. De este equipo ya solo me preocupa Benzemá. Con Isco y Asensio vería más claro el asunto de plantarle cara al Barça, de momento, solo nos van a quedar en caso contrario los goles de Cristiano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario