viernes, 9 de noviembre de 2018

Cuidado con Solari

¿Ya hay nuevo entrenador?

Hay que reconocer que no puedo ni debo ser tan ridículo de venirme arriba tras una goleada a un equipo Checo que muy probablemente jugaría en segunda División en España, más aun viendo los primeros 15 minutos, donde podrían haberse adelantado en el marcador en varias ocasiones, para perjuicio y agravio de un equipo Blanco que podría haber tenido que solventar una ridícula papeleta. 

Sin embargo no fueron pocas las veces que partidos con Zinedine en el banquillo blanco empezaban igual, pero los palos tiraban hacia nuestro favor, y terminábamos ganando, olvidando el sonrojo en ciertos momentos del partido. La flor que se llevó Zidane parece que se le ha pasado a Solari, y que es la que no tenía Lopetegui: entonces éramos nosotros los que nos obcecábamos involuntariamente con la noble madera blanca. 

Pero es que precisamente es el mismo equipo Checo que casi nos gana en el Bernabéu. Sin embargo Solari apostó por un once de calidad, con permiso de un Benzemá que marca un golazo inédito en el Camp Nou, pero sí contra un equpio y centrales de inferior categoría: activo suficiente para seguir siendo titular indiscutible durante los próximos 20 partidos. 

Pero el Domingo llega el Celta. Considerar al Celta, (con todos los respetos) un equipo fuerte de la Liga, es evidenciar nuestro automiedo y nuestra preservadora conciencia de equipo deshecho, que necesita urgentemente una gran noche para recuperar el colapso general del día del Camp Nou. ¿Podrá Solari hacerlo? De momento ha conseguido algo que Lopetegui no pudo hacer: que es aguantar 3 partidos seguidos sin encajar. Se ha mojado por un portero más alto y seguro por arriba, y ha prescindido de la tortuga Isco, y está dando mayor protagonismo a Bale. Solari está acertando con muchas decisiones, con permiso del pseudoNeymar Vinícius, del que aun espero mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario