miércoles, 25 de abril de 2018

El Madrid también gana al Bayern

Un pletórico Real Madrid gana en Alemania

El partido empezaba con la noticia en la previa de que jugaban de titulares Isco y Lucas Vázquez. Quizá era más útil Asensio, aunque supongo que Isco iba a defender más. Me cae bien Bale pero no me alegro de que no sea titular: últimamente no lo está haciendo tan bien. ¿Y Benzemá? Me alegro de que no juegue pero no he dejado de sentir cierta lástima por él. Después de todo lo que se ha rajado de él, después de que la Juve casi nos aplasta sin él... ahora parece que Zidane ya no confía en él. En el segundo tiempo iba a demostrar por qué ya no es ni titular. Y quizá lo lamento más por Cristiano, quién parece que sin su socio Benzemá lo tiene un poco más complicado para anotar, aunque no achaco su falta de gol de hoy a eso. 

El partido empezaba ante un Bayern que ni es lo que era, ni en defensa es un gran equipo: claro que ya es mucho mejor equipo que el que estaba entrenado por el pésimo entrenador que es Guardiola, que solo él entiende su fútbol y diría que ni eso: Si Guardiola comprendiera su propio futbol lo primero que debería entender es que le debe más a Messi, Xavi e Iniesta, de lo que parece. Aun así fracasó en Champions estrepitosamente, (subrallo lo de estrepitosamente), ante un equipo quizá no tan bueno. Ese equipo quizá no tan bueno que está a punto de meterse en la final, y al que deberíamos poder,-al menos-, tener la ocasión de enfrentarnos en la final. Así que el Bayern de Heynckes es un gran equipo: un equipo sólido, entrenado y con idea de juego. El equipo alemán ha sabido golpear donde lo hizo la Juve: colgando balones al no muy alto Carvajal, quién por cierto, se ha terminado lesionando. 

Foto: As

Hablando de lesiones: el partido nos dejaba quizá la buena noticia de que Robben se lesiona nada más empezar el partido. Es un jugador de Cristal y aunque no me alegro de que le pase nada malo, no puedo evitar recordar con indignación como estaba más tiempo lesionado que jugando en el Madrid. Cuando llegó al Bayern encadenó rachas de temporadas en las que no estaba lesionado y su nivel era imparable, quizá superior a Messi. El problema es que esas rachas le duraban a lo sumo semanas, y no supo sentenciar ante España en la mítica final del 2010 en Suráfrica. Un jugador muy desequilibrante, que es sustituido por Thiago: un pedazo de jugador que el Barça se dejó pispar por un irrisorio precio. Temo por cierto, que alguien nos haga lo mismo con Asensio. 

Después el Bayern iba a tener otro lesionado, y el partido se le complicaba. El árbitro se mostraba reticente a sacar tarjetas amarillas durante la primera parte: daba la sensación de que no quería expulsar a nadie, como sucedió creo que el año pasado. Y es que hoy hemos vivido otro día mítico, en una victoria histórica, de un equipo grande pero cómico a la vez por tener a ese jugador tan paquete que es Benzemá. El francés ha entrado de carambola en la segunda parte tras la lesión de Carvajal, y ha sido suficiente para que demostrar como se hace para errar ocasiones de gol clarísimas y perder balones en el centro del campo. Un horror: casi tanto como la enésima cantada de Keylor Navas, que merece un párrafo a parte. 

Foto: Marca

Muchos dirán que Keylor Navas ha salvado balones en el segundo tiempo: y es cierto. Pero el primer gol no debió subir al marcador. Se la cuelan por su palo, mientras Keylor hace un "Matrix" espléndido y esquiva el balón. Se postura hacia su derecha, preparado para salir y atajar el balón, (un momento, ¿cuándo ha atajado un balón por alto este portero en medio del área?) pero en este caso se la cuelan y la eliminatoria se despelota. Un enérgico Madrid ataca y tiene quizá la potra de empatar con gran golazo de Marcelo. 

La segunda parte es una agonía constante solucionada por la brillantez de Asensio y la honestidad de Lucas Vázquez: dos jugadores que deberían ser titulares, siempre con permiso de Isco, que hoy no ha brillado demasiado. Julián Ruíz en su blog El cortador de Césped echará espumarajos esta noche: y con su odio visceral hacia ciertos jugadores consigue su cometido: no puedo evitar pasarme por su blog para echarme unas risas esta noche. 

Ahora queda la vuelta, donde una Juve casi nos remonta lo irremontable y donde va a ser duro. Nos espera una final de Champions, otra más, otro año mágico. Por ser tan seguidas diría que me hace incluso más feliz, no se por qué pero tengo la misma o más ilusión que el año pasado. Antes, tenemos que sentenciar en casa, donde espero que los Madrileños lleven al Madrid a la final animando como nunca lo han hecho y recibiendo al equipo como se merece.

miércoles, 11 de abril de 2018

Este es nuestro chulo

Cristiano salva la humillación en el 93 con un justo penalti sobre Lucas Vázquez. El Madrid fue superior durante tramos del partido, especialmente al final. Los haters odian, rabian y se resignan al ver que le Madrid gana con un penalti que como es lógico no dudan en cuestionar. La Juve quiso amarrar el 0-3 e hizo un "Atlético", y lo pagó en el 93.


Por días como hoy es por lo que debemos estar orgullosos del Madrid y de tener entre nosotros a un jugador como Cristiano Ronaldo. Antes de que se me catalogue como homosexual, debo reconocer su poderío físico y citar a Roncero cuando salió con un monigote a hacerle caricias en la cara a Cristóbal Soria. Un show lo del Chirincirco Chiringuito de Jugones de las 12 de la noche En Mega. Al de andalucía se le ve ya el plumero y se nota que simplemente lo que hace es intentar dar la gracia. Es la salsa del programa: los madridistas lo ven para burlarse de él cuando el Madrid gana, y los culés ven el programa para reírse con él cuando el Madrid pierde. Eso funciona y Josep Pedrerol lo sabe. El otro día al mismo Soria casi se le escapa la risa cuando en la salida del Bernabéu con motivo del 1-3 del Madrid que certifica el pase a semifinales, los hinchas madridistas gritaban: "Dónde está Cristóbal Soria". Pero él tiene que hacer el papel, interpretar que está cabreado,-que probablemente lo esté-, y ser una caricatura graciosa para adornar el programa. Se podría decir que por tanto es,-literalmente-, un payaso. Pero sin las pintas de payaso, como es lógico. En su día lo fue Gallardo cuando se inventaba un fichaje al azar mientras bebía de una taza de no se sabe bien qué tipo de droga. Sin embargo Soria tiene un doble interés por lo que he comentado, por lo que es alguien muy potente. Y sí, yo también le veo y me río con él de él. Es como el que ve esa serie para reírse, y está bien. Hasta se cayó el otro día de la butaca.

Y llegamos  Roncero, al que casi le da un infarto. Luego tenemos a Julián Ruíz, que se contradice demasiado en sus artículos. Hace unos días, el Madrid era muy bueno por haber ganado a la Juve, parece que según Julián, ahora somos una banda. Aquí os dejo enlazado el artículo para que juzguéis por vosotros mismos. Tal vez su objetivo precisamente no es más que ese: conseguir visitas y lectores publicando cosas llamativas, (aunque contradictorias y en algunos casos carentes de sentido) que puedan al final nutrir las arcas de ese blog.


Siguiendo con el partido, (o mejor dicho, empezando), debemos reconocer que no fuimos tan superiores a la Juve como muestra el resultado del otro día. A partir de aquí, la Juve salió fogosa y animada confiada en imitar el milagro de la Roma y consecuente ridículo del Barça. Lo consiguieron durante gran parte del partido, en parte precisamente por la falta de Ramos en defensa, que propició dejar a un solo Carvajal ante un hombre demasiado alto para él. Así llegaron sendos goles, con un Vallejo que se vió muy limitado. Creo que en el segundo o primer gol va junto a Varane a por un rechace, Varane se come el amago, pero él tampoco está en el centro de la defensa para ayudar a Carvajal. Algunos comentarios que he leído apuntan también a Keylor Navas, aunque su cagada en el tercer gol retratan que no es de los mejores porteros del mundo y casi nos cuesta la Champions. Sin su cagada, el ridículo no habría sido tanto...

¿Era peor esto que lo del Barça? Yo soy de los que piensan que sí. Porque un 4-1 es más remontable luego en casa que un 0-3 en la vuelta. De todas formas al final no sucedió, aunque el fútbol enseña que más allá de ridículos, todo es posible. Porque 3 goles, tampoco son tantos. Es difícil, pero no imposible, punto final. La Juve lo sabía y jugó a por ello. El problema es que marcaron demasiado pronto, y no se creían el resultado. Se echaron atrás para amarrar el 0-3 y el cansancio hizo el resto: recibieron muchísimos ataques durante los últimos 15 minutos, que honraron la derrota del Madrid, hasta que llegó el justo penalti. Justo porque si no atacas, es difícil que llegue. Y justo porque en lo que a juego se refiere, en el cómputo general de los 180 minutos, el Madrid lo ha hecho mejor, (sin desmerecer a una Juve que también tuvo sus momentos).

Merecido triunfo del Real Madrid
 Foto: El Español

Iba a escribir que además, cierto camino allanado tras el batacazo del Barça en Roma. Pero debemos tener respeto al Bayern, aunque Liverpool y Roma quizá no sean los mejores equipos técnicamente, han llegado adonde han llegado merecidamente, tras eliminar a los rivales que les han salido al paso y clasificarse en la tabla de grupos. Liverpool además, entrenado por un entrenador que ya eliminó al Real Madrid en semifinales hace unos años. 

El penalti de Cristiano

 Foto: Diario gol

Y llegamos al minuto 98, 5 minutos antes le han hecho un penalti a Lucas Vázquez. Sin embargo antes de comentar el penalti debo ofrecer mi humilde análisis sobre la jugada. Se pueden apreciar claramente 2 cosas: 1- Lucas Vázquez inclina el cuello ligeramente hacia atrás porque le han empujado, no tiene sentido hacer eso al azar si no nota contacto, a cualquiera que nos empujen haremos eso mecánicamente. 2- Más importante: Lucas Vázquez se cae antes de contactar con el balón. Es decir, en el fútbol a menudo sucede que cuando un delantero pierde el balón porque lo ha tocado largo y se le escapa, entonces mete el piscinazo. La gente que defiende que no fue penalti, está diciendo directamente que Lucas Vázquez es tonto, porque estaba en área pequeña para rematar plácidamente de cabeza o controlar con el pecho y anotar al 100% y prefirió tirarse. Y digo al 100% porque quien haya jugado a fútbol sabe que un remate a 2 metros a quemarropa del portero es prácticamente imparable incluso en la diminuta portería de fútbol sala... no digo nada en la inmensa portería de fútbol 11. Lucas cae antes de recibir el balón. En todas las repeticiones, en ninguna de ellas se ve claramente como la mano del delantero contacta con su espalda, y eso es lo que crea dudas, pero que no se vea no significa que no estuviera, y tampoco hay repetición donde esa mano esté "suelta". Si el central hubiera despejado con las manos en alto, no cabría tal duda.  creo que la mano derecha, pero parece ser que es la culpable de que Lucas se caiga. Para mi fue penalti claro. Los que argumentan que por ser en el minuto 93 no debía pitarse, están muy equivocados. Un penalti es penalti en el minuto 1 y en el minuto 93. Del mismo modo que una tarjeta amarilla lo sea también en el minuto 1 o en el 93. Aunque es cierto que muchos jugadores meten una buena patada en el 1, sabedores de que el árbitro no se atreverá a sacarles tarjeta tan pronto, pero eso no es justo y no es correcto. 

Después del penalti llega el esperpento protagonismo excesivo de Buffon, que decide dejar la Champions con una tarjeta roja y un papelón. Sabe que Cristiano no fallará y prefiera autoexpulsarse. Es bastante típico: un equipo con miedo echado atrás, le entra todavía más miedo con un penalti en el 93. Yo no comparto la decisión del arquero de la Juve, pero es lo que hay, le cedió el protagonismo al segundo portero. Por cierto, curiosa la imagen del portero tras escupirse varias veces en las manos y luego chocárselas a los compañeros. Y digo yo: ¿con eso no resbalaría más el balón?

En cuanto al penalti de Cristiano, empezamos porque si lo fallaba nos íbamos a la prórroga con uno más, (terrible la cagada de Buffón) por lo que no tenía tanta presión como parecía en principio. Lo que es cierto es que la presión era mucha, por lo que no dudé en presagiar que le iba a pegar perfecta a la izquierda del portero. Desde hace unos cuantos penaltis, Cristiano se ha convertido en un hombre con mucha confianza tirando penaltis, al margen de alguno que le ha parado el portero a su derecha o que ha dado al palo por querer cruzarla mucho. El del otro día quizá podría haber impactado contra el palo, pero lo tiene muy ensayado y estudiado. A parte de tener talento, trabaja duro y eso se nota. Lo entrena y su egocentrismo delirante tiene el aspecto positivo de que no podría soportar quedar mal ahí. Si quiere lucir pectorales, debe marcar antes el gol, y por eso hará todo lo posible para lograrlo. Sería ridiculizado si no lo hace y eso no se lo podría permitir. Así que no se la jugó: lo más fácil es chutar a la izquierda del portero, así no hay que girar el tobillo, como ya hizo en la final de la Undécima. El disparo fue tan potente que el portero debía lanzarse mucho antes, (no se por qué no se la jugó). Salió el balón despedido y Cristiano se sacó la camiseta haciendo rabiar hasta al mismísimo Josep Pedrerol. Hasta un culé formal y moderado como él no supo encajar una victoria del Madrid con penalti en el 93 y posterior sacada de camiseta para odio de todos los haters. Dijo Pedrerol pues, que sobraba lo de la camiseta. 

Pero no sobraba. Minuto 93 y con el agua al cuello, era necesario hacernos notar y demostrar que lo estábamos pasando mal. Era apropiado porque nos metía en semifinales de Champions y porque así podemos cantar eso de: "Este es nuestro chulo", el que hace las delicias del Barça y el que se sacó también la camiseta en la Super Copa de España tras marcarle un golazo al Barça. Esa sacada de camiseta propiciaría más tarde su expulsión de unos 5 partidos de Liga, en una especie de amaño raro que ha hecho que el Barça vaya a ganar esta Liga y que aun así Messi no tenga el pichichi asegurado con el bonus de 5 partidos más. 

Benzemá se parte


Pasarán los años y los niños hablarán en el colegio: "¿Te acuerdas de aquel delantero tan bueno del Madrid que siempre marcaba? sí hombre, Cristiano Ronaldo", "¿Te acuerdas de Leo Messi como se iba de todos?", "¿Te acuerdas de aquel delantero del Madrid tan malo que nunca marcaba? sí hombre, Benzemá". Pues así será recordado Karim Benzemá, por mucho que a algunos no guste. No tiene gol pero es el protegido de Zidane; le ayuda a tener el grupo unido y de paso le ayuda a Cristiano. Benzemá atrae defensas y es el compañero inocente y sumiso perfecto que se la va a pasar a Cristiano siempre que pueda. No marcará goles, pero no existe un jugador más genero que él. Le costaba  Cristiano encontrar el hueco sin el espantapájaros de Benzemá entorpeciendo a la defensa rival. Zidane sale reforzado y se confirma que confía en Benzemá. Bale queda muy tocado. 

8 años seguidos en semifinales

Ahora solo queda seguir soñando en ganar la Champions. Respetar al rival y ser conscientes de que el Barça nos volverá a ver un año más desde casa, al menos una ronda más. El Bayern se avecina en semifinales y va a ser complicado batirles, pero antes debemos disfrutar de este genial equipo que tenemos, con un banquillo con jugadores titulares, mientras nadie dice nada de los 600 millones de euros gastados por el Barça, mientras en los años 2009-2011 se criminalizaba al Madrid por gastarse 200.

domingo, 8 de abril de 2018

La chilena de Cristiano

Nos mete en semis

No me gusta atribuir la victoria del Madrid a Cristiano, ni mucho menos darle el vergonzoso protagonismo que le está dando la prensa mundial. Digo vergonzoso no porque se lo merezca, sino porque me parece desproporcionado el adulamiento generalizado al que se está viendo sometido. Y es que tampoco fue de las mejores chilenas que se han visto, al margen de que creo que lo hizo perfecto. Fue especial y espectacular por eso de ser alta; a más de 2 metros. En vivo me pareció que como mucho estaría a metro y  medio, pero en efecto, golpear el balón a más de 2 metros de altura es una auténtica brutalidad, y Cristiano lo hizo. 

El partido me dejó notas muy positivas, a la vez que ahora mismo lamento tener que renunciar a la Liga. No obstante vimos a un equipo comprometido y una Juve que creó poco peligro en su propio campo. Los jugadores presionaban y Bale no consiguió sentar a un Benzemá que como de costumbre no hizo nada. Aun así me pareció lamentable que Bale (o Baile como le llama un abuelo en el bar al que suelo ir), pareciera enfadado tras anotar Cristiano el gol que puede meter al Madrid en semifinales. Y digo puede meter porque no estamos a salvo de una remontada de la Juve, que tendrán propio derecho de soñar con ella. 

Dybala por su parte no acaba de despegar y su precio real no debería sobre pasar los 40 millones. Claro que la Juve ha pagado casi 100 millones por Higuaín y es normal que pidan eso por Dybala. Higuaín volvió a estar como siempre en el Madrid: desaparecido y más rabioso que otra cosa. El que no estuvo tampoco nada mal fue Isco, que asistió a Cristiano en la jugada del primer gol. 

El partido se nos puso fácil pronto y quizá eché de menos a un mejor Modric, pero por desgracia para los laterales y en especial para Marcelo, el gol de Cristiano eclipsó el espectacular gol de Marcelo después de una jugada,-con caño incluído-, que pasará la para la historia. Marcelo se desata arriba pero abajo tiene problemas. En cuanto a la Juve y sin quitarle mérito al Madrid: con jugadores insignia como Khedira o Higuaín, no se pueden considerar un equipo serio. 


El que parece un equipo serio es el Barça, que con un Valverde en plan amarrategui, únicamente se dedica a intentar que sus jugadores defiendan bien y a confiar la suerte de los goles a un Messi que sigue siendo el miso que se regatea a varios o cruza un balón al borde del palo en el momento menos pensado. El Barça no quiero que nos toque en pintura, pues también se van a clasificar con una goleada a una lamentable Roma. 

El que lo hizo lamentable fue el City de Guardiola, que no pudo con el Liverpool de Klopp. Así que en semifinales me dan igual Bayern o Liverpool, y es que al Sevilla le está pesando demasiado la competición. Ya la liaron contra el Barça al dejarse remontar un 2-0 en el 86, y ahora en Champions tienen problemas. Pero nosotros debemos seguir a lo nuestro, a por la Champions, a hacer los 3 buenos partidos que nos quedan esta temporada. 

Y como no, no puedo terminar este artículo sin volver a mencionar la tremenda chilena de Cristiano. Tomada en altura, impactada perfecta y bien colocada. El público aplaudió y es normal, yo también debo hacerlo. De este equipo ya solo me preocupa Benzemá. Con Isco y Asensio vería más claro el asunto de plantarle cara al Barça, de momento, solo nos van a quedar en caso contrario los goles de Cristiano.