lunes, 8 de enero de 2018

A 16 puntos del Barça

Aun creo que es posible ganar la Liga

La mejor noticia es que todavía no se ha terminado la primera vuelta, y que para peor, podemos quedarnos sin ser cuartos y no ir a Champions, pero para bien el Barça aun se puede dejar puntos. Prefiero dejarlo por escrito, aunque es evidente que lo tenemos muy complicado. Lo bueno: ser 4º ya no garantiza previa de Champions así que iremos directamente. No creo que quedemos terceros pero... parece que el equipo tiene carencias que ahora comentaré. 

Sobre los puntos: 16 puntos con un partido menos pueden ser 13. Si ganamos al Barça, serán 10. Más algunos puntos que se puede dejar el Barça de aquí al final, ganándolo nosotros todo, todavía podríamos tener mínimas opciones de luchar por el título. No es fácil, pero matemáticamente aun se puede y a mi me gusta creer hasta el final. 

Sobre el partido: esta vez no podemos culpar a Benzemá, pero es que sin él es más que probable que habríamos sido derrotados. Empezamos por el esperpento, "cóno móvil" Keylor Navas, que ya me empieza a recordar al peor Casillas. Porteros que quizá se aburren bajo palos y cuando llega el rival pierden la colocación. Es un portero horriblemente colocado en casi todos los goles que le meten. Empezando por la vaselina que le meten en el primer gol, en vez de correr hacia atrás se queda pasmado. En el segundo gol creo que no puede hacer más, pero no hay partido que no regale ángulos o que no cometa errores de colocación. 

Sobre el penalti: Le sale bien, aunque para mi era roja ya que era el último (aunque no estoy seguro de si detrás había alguien). Parece que si no le hacía penalti, Iago Aspas se le escapaba. Vale. Luego le para el penalty a base de adelantarse entre medio metro y un metro... casi nunca los árbitros van a ordenar que se vuelva a tirar el penalti, básicamente porque están pendientes de mirar que nadie se adelante y de que el jugador no se detenga en su camino al balón, normas absurdas del fútbol. Ya he propuesto muchas veces que se tiren penaltis desde 22 metros, (a la quinta falta por ejemplo). Y ahora propongo que una vez pite el árbitro, porteros y jugadores hagan lo que quieran. El portero si una vez pita el árbitro quiere desplazarse desde la línea de gol hacia el balón, que lo haga. Le daría más atractivo y espectáculo al fútbol, por no hablar de los penaltis de 22 metros que iban a terminar con las pesadas faltas por sistema. 

Después de todo esto nos queda a un Bale que no fue suficiente y que deslumbra por ser el delantero con gol de este equipo, y a un toque. Velocidad, juego aéreo y precisión. Cristiano por su lado está como Truncks contra Cell en Dragon Ball, demasiado pesado por una masa muscular de culturista que le inhabilita para hacer regates y tener cierta calidad de colocación en la mitad de disparos a puerta. 

A partir de aquí: nos queda un despelote de Marcelo por la banda izquierda que corre honrosamente hacia atrás en todos los goles pero siempre tarde. Aquí me vuelvo a repetir: cuando jugaba fútbol sala me costaba volver y defender... y todos conoceréis de las reducidas dimensiones de un campo de fútbol sala. ¿Os imagináis lo que debe ser en un campo de fútbol 11? pues casi 100 metros a sprint varias veces cada vez que un rival tira una contra. O una de 2: o tenemos la posesión mucho rato o cada vez que el rival intente atacar, Cristiano, Isco, Kroos, Modric, Bale... van a tener que esprintar 70 metros para atrás para luego cabalgarlos en sentido contrario. El resultado teórico es que finalmente medio equipo no puede defender, el resultado práctico es ver a Rakitic haciendo un pasillo de 30 metros sin que le salga un defensor del Madrid. No podemos seguir jugando así y Zidane debería saberlo ver, pero, como suele suceder, se ha hecho demasiado amigo de los jugadores y ha pasado a ser un gestor más que un entrenador. Es como si existiera un pacto tácito: "Vosotros me dais la Champions, seréis titulares siempre". Casemiro no puede con todo, y en un equipo ofensivo y quizá en partidos como los de ayer o contra el Barça, necesitamos más calidad y apostar un poco más por la posesión. Cristiano debe empezar a dar paso a Asensio y Benzemá a Isco. 

Por su lado el Barça se gasta más de 500 millones en fichajes y nadie dice nada. Decían que era poco ético gastarse 100 millones en Cristiano Ronaldo y el Barça ha pagado unos 160 por Coutinho. Espero que dicho fichaje dinamite el vestuario y provoque una crisis económica en el Barça. Quizá podrían haberlo ahorrado o haber montado un buen equipo. Son líderes en todo, ¿valía la pena gastarse el dinero? ¿era obligatorio? poco importa ya: Bartumeu es un aficionado con suerte jugando al PC Fútbol pero en la directiva del Barça y de momento le va bien. Veremos qué sucede cuando se de cuenta de que no puede cargar una partida anterior.

1 comentario: