sábado, 11 de febrero de 2017

Empiezo a perder la fe en Zidane


Foto: As

A decir verdad nunca le he tenido una fe del 100%, porque básicamente creo que el vestuario ha estado autogestionado. Zidane se dedica a tener a la plantilla contenta, a que no hayan malas caras en el vestuario. Pone a Cristiano, Bale, Benzemá... y trata de repartir minutos. Por ejemplo hay jugadores como James e Isco que pese a ser suplentes, han jugado 18 y 23 partidos esta temporada. El que menos ha jugado ha sido Mariano, con 9 partidos. Del resto es raro encontrar uno que baje de 15 partidos (y no haya estado lesionado). 

Cuando el Madrid ganó la Champions el Marca publicó una encuesta muy interesante, cuyo enlace en su día no guardé porque no me pareció relevante para el blog pero que en esas encuestas cachondas que no sabes si tomarte en serio, preguntaban cual era la clave del éxito del Madrid. Una de las opciones era Zidane, pero otra era: "plantilla autogestionada", y esa opción ganaba arrasando. Me pareció muy llamativo, aunque no me fio mucho de encuestas echas en internet donde la gente puede votar infinitas veces, más aun si utilizan programas para falsearlas. 

Pero parece que es así. Zidane sabe que los jugadores al final son los que corren, los que juegan, los que obedecen. Más vale tenerlos contentos o una manzana podrida se extenderá y lo que puede empezar siendo un mal entendido con Cristiano, puede extenderse a su íntimo amigo Marcelo y de él a Casemiro y ya tienes media columna vertebral del equipo en contra. Benítez se fue un poco por eso, aunque no puedo negar que es un pésimo entrenador.

Y Zidane vuelve a poner a Danilo hoy. Incomprensible el 5-3-2 en Osasuna. El único motivo que se me ocurre para hacer un once tan raro es intentar despistar al Nápoles. En el As hasta decían que era un 3-5-2, y es que el Madrid cambia el esquema en defensa y ataque. Algo que Zidane aprendió con Carlo y que le valió la Décima, pero que realmente Carlo lo utilizó por lesiones y como excepción, en algunos partidos de Champions, exigiendo un desgaste bestial. En la teoría está bien: atacas y defiendes con diferente táctica. En la práctica es un despelote como te estén robando el balón cada dos por tres. Y así ha sido como Danilo de nuevo ha perdido otro balón (es el que más balones pierde por partido según las estadísticas) y hemos encajado otro gol que ha llegado por una pérdida suya. 

Entonces ha aparecido la Flor de Zidane. La Flor en el culo no es que marque Ramos en el 93, la flor es que se lesione Danilo y Zidane se vea forzado a cambiarle sin querer. Y que conste que me ha sabido mal por Danilo. No le deseo a pesar de lo mal que lo hace una lesión ni que se pierda partidos. Se pasa muy mal en esas circunstancias y no quiero que nadie se lesione de gravedad. 


Foto: As

El que se ha lesionado de Gravedad ha sido Tano. Los tacos yo creo que deberían prohibirlos porque si miramos casi todas las lesiones de esta jornada (Aleix Vidal) entre la mayoría de casos encontramos unos tacos amarrados al suelo que hacen palanca y se rompe el hueso. Escalofriante. Una lesión así puede acabar con la carrera deportiva de cualquier futbolista. Más de 6 meses de recuperación y otros 6 meses para volver a coger la forma y el nivel de competición, hacen al jugador intransferible y puede que ya no vuelva a ser titular en su equipo. Una pena, aunque no todos los casos acaban tan mal. 

Y es que cuando el Madrid ha cambiado el esquema, han empezado a dominar y han llegado los goles. Primero el portero colabora en el gol de Cristiano, que en el 92 ha amagado y ha dejado para Lucas. Antes el árbitro no había pitado dos claros penaltis a favor del Madrid. E Isco sentencia de nuevo tras la enésima cagada de Benzemá, que ya había tenido otro mano a mano en la primera mitad y había fallado incomprensiblemente. El francés sigue fallando y la prensa se desespera porque no ven jugar al chico de la casa, Morata. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario