jueves, 2 de junio de 2016

Cómo viví la tanda de penaltis

¿Y tú? ¿Cómo viviste la tanda de penaltis?
(Penalti de Cristiano visto desde la grada)  Vídeo: Youtube

Empiezo el tema compartiendo un vídeo de un aficionado grabando los penaltis desde la grada. Hay que tener muchos cojones por no decir otra cosa, ponerse a grabar con el móvil en un momento así. Yo no sería capaz. Yo estaría mirando super concentrado y lo último que se me ocurriría es grabar. Sí vale, me podéis decir que obtendría un jugoso recuerdo, pero lo cierto es que aun así no sé si compensaría estar grabando y sufriendo a la vez. Pero debo reconocer que me encantan estos planos. Me hace posicionarme a mi en el campo, sentir lo que ellos sintieron. Son geniales. Una pena que no esté toda la tanda. 

Pues cuando nos fuimos a los penaltis, yo no tenía mucha confianza la verdad, con lo del Bayern en mente, me imaginé el papelón. Se juntaba al fracaso de la tanda,-en casa-, ante el Bayern, con los 8 penaltis metidos del Atlético ante el PSV y las sensaciones eran horribles. No obstante había que verla, ¿no? Yo ya no aguantaba sentado así que me posicioné delante de la televisión de poco más de 30 pulgadas que tenemos. No soy creyente así que no rezaba a pesar de tener las manos en posición de rezar y de estar de rodillas. Más bien rezaba a los jugadores. 

Cuando vi que iba a chutar Lucas, lo primero que pensé fue que lo fallaba. Primero porque daba vueltecitas al balón. En el argot futbolístico, jugador que juguetea con el balón cuando va a chutar un penalti=está cagado, y por tanto lo falla. Además es muy joven y la presión le iba a poder. Mucho coraje a lo Ramos contra el Bayern, pero a la hora de la verdad.. Aun así yo iba con él a muerte y cuando vi que lo metió suspiré aliviado. Era el 60% de la alegría y la tanda en aquel momento. Un cuarto de UnDécima estaba conseguida. El plan del Cholo fallaba, ahora solo faltaba que fallara Griezmann. Y es que cuando vi al Francés también pensé que la cagaba. Había fallado antes y le entrarían dudas. 

Griezmann anotó pero no me dio tiempo ni de ponerme nervioso. Es lo que digo, ¿nervios? Claro que sí, pero la tanda dura 5 minutos apenas, es una muerte rápida. El siguiente era Marcelo, que estaba tocado, pero en él tenía confianza. Cuando chutan jugadores poco habituales es que lo ensayan mucho, además Marcelo nunca la ha cagado en una tanda. Anotó Marcelo y suspiré, aunque no grité ni nada. Sabía que todavía quedaba mucha tanda por delante. Después anotó Gabi o no recuerdo quién. Este tío he visto como chuta penaltis y ya me imaginaba que acertaría. 

Después llegó el turno de Bale. Tengo una fe ciega e inquebrantable hacia Bale, hasta el punto de que creo que es mucho mejor que CR y además en base a mis notas de la temporada, es con diferencia el mejor. Así que no tenía dudas acerca de él pese a estar cojo. La carrerilla rara me acojonó pero anotó. Llegaba el turno de Saúl. Sabía que Saúl chutaría entre palos así que empecé a rezar a Navas. Ví que él hacía lo mismo y pensé que a ver si había rezado para parar ese penalti, sin embargo Saúl anotó. Mi padre siguió resoplando con fuerza, estaba rojo como un tomate. No pude evitar preguntarle si se encontraba bien, que vigilara, que le iba a dar un infarto si seguía así. Que era solo un juego.

Después llegó el turno de Ramos. Por la radio dicen que va a tirar Panenca y que el portero no se mueve. Yo ahí me acojono, aunque no le creía tan tonto como para volver a intentarlo. Cuando chutó Ramos sí que me puse muy, muy nervioso momentáneamente ante la posibilidad de la Panenca. Me imaginé a Oblak atajando la Panenca y el careto de poema de Ramos, las portadas culés hablando de nuevo ridículo de Ramos y los memes mofándose de él. Entre esas imaginaciones mías que duraron unos 15 segundos, Ramos chutó sin darme cuenta y anotó. Un penalti bastante flojito. Suspiré aliviado. Mi padre que estaba a mi lado estaba como hiperventilando como cuando una embarazada da a luz.

Turno para JuanFran. Recuerdo como chutó ante el PSV, con mucho riesgo. Confiaba en Keylor Navas, (que por cierto, acertó la dirección). Cuando falló Juan Fran quizá fue uno de los momentos más felices de mi vida. Ahí ya supe que si Cristiano anotaba, habría Undécima. (Porque dí por hecho que el último era él, sin saberlo). Por eso me parece muy hipócrita eso de darle ánimos a Juan Fran y que lo sienten por él, y que vaya pena les da. A mi no me da pena. Si no llega a fallar igual ni ganamos. Es fútbol, es una tanda de penaltis, es una final, no han podido ganar en 120 minutos, es lo que hay. No se muere nadie, no hay que tener pena. Cobra mucho más que nosotros en toda nuestra vida. No nos puede dar pena alguien así. 

Y llegó el turno de Cristiano, yo no las tenía todas conmigo. Cristiano ha fallado muchos penaltis en Liga que han provocado el doblete del Barça, y cuando chuta en una tanda a la derecha del portero, por miedo a hacer un Juanfran, no la ajusta suficiente y se la paran. Pero en esta ocasión ensayó un disparo a la derecha bastante interesante. Creo que parable, aunque muy potente y elevado. Me habría gustado ver a un portero tirándose al lado correcto. 

Y marcó Cristiano. Ahí ya exploté de alegría y me puse a gritar como un loco, o casi. Habíamos ganado la Undécima y aun no me lo creía. Pero lo más importante era ver la tableta de Cristiano, eso estaba claro. No me gusta que haga esas mongoladas pero sé que los culés rabian mucho con eso. Le llaman chulo y le insultan y eso me hace gracia. Mientras Cristiano yacía en el suelo, mi padre medio llorando me preguntó: ¿por qué no chutan los del Atlético? ¿qué pasa? ¿ya hemos ganado?, -sí  papá, ya está, ya hemos ganado-
 

1 comentario:

  1. No mirábamod por la pantalla cuando tiraba el penalti... ;-)

    Si ves, nos tiemblan las manos más que a un flan...

    ResponderEliminar