viernes, 6 de mayo de 2016

Qué vergüenza lo de las entradas

Les dan a los aficionados las sobras
Foto: As

Las malditas sobras. De 80mil plazas, sólo 40mil entradas a los aficionados de Real Madrid y Atlético para la final de la Champions. Algo histórico y de lo más importante que puede pasar en un club de fútbol, sinó lo más importante. Y no les dan ni la mitad de entradas. Apenas una cuarta parte para cada club. Vergonzoso. De traca. Escandaloso. Suficiente como para que mañana mismo ambos clubes decidieran unilateralmente no jugar la final. Que se convoquen en el Bernabéu, 40.000 plazas a cada club, y 1.000 para la UEFA, como debería ser, y que se juegue ahí la final clandestinamente. Esto es una vergüenza. 

Y conste que no tenía pensado ir, pero así luego no me extraña que en la reventa circulen entradas a 4.000 euros. Normal. Eso sí, la UEFA ya se ha encargado de callar a la Prensa y Pedreroles de turno diciendo que la propia prensa tiene ni más ni menos que 10mil entradas. Algo también excesivo claro. Al final a ver la final van todos los familiares y amigos y contactos de la UEFA, todos menos los aficionados claro, que tendrán que citarse otra vez en el Bernabéu o en su casa para verla por televisión. 

Es bochornoso. Es alucinante. Que no den la mitad de entradas a cada club como debería ser. Sí que comprendo que hayan 200 plazas menos por motivos de seguridad (agentes, por ejemplo), pero lo de que la UEFA tenga literalmente la mitad de las entradas es una brutalidad tan salvaje como injusta. Denigra la competición. ¿Qué tomadura de pelo es ésta? Mirar que a mi no me gustaría hacer el viaje para luego irme tras perder, por eso no me gusta ir a ver partidos de fútbol, cagón que soy, que no quiero pagar para ver cómo mi equipo pierde. Pero comprendo que puede tener interés vivirlo y si me sobrara el dinero no me parecería mal ir. Pero al final un parado como yo sin ingresos, no puede jamás ir a un estadio de fútbol. Eso es para la gente que trabaja, y no sólo que trabaja, sino que puede tomarse unas vacaciones desembolsando más de 600 euros que cuesta el vuelo y el Hotel. 600 euros no es ni lo que cobraba yo en un mes de trabajo, con eso lo digo todo. 

De todas formas me da igual, no me parece justo que no hayan más entradas para cada club. Los jugadores deberían arrodillarse en la final mientras suena el himno de la Champions, hacer una peinta múltiple coordinada, y volverse a los vestuarios. Ya pasó en Lisboa pero ahora en San Siro al ser un estadio más grande, el atraco es todavía mayor. Luego para colmo veremos huecos vacíos en el estadio, de gente que al final no acude. Yo tampoco esperaba más de la UEFA, teniendo en cuenta que hacen una competición de Perdedores, de la que por cierto el Sevilla se enorgullece ganar. Pero aun así viendo el sorteo y lo íntegro que parecía Infantino, lo rigurosamente que se toman el tema del racismo y demás cosas, esperaba unas decisiones más justas en estos temas. Pero los compromisos publicitarios son lo que son, pero no comprendo de donde salen 40mil enchufados, literalmente. 

Siempre me quedará Cristiano rajando de Benítez, que ningún medio se ha enterado que dijo que Zizou escucha a los jugadores y es más humilde, en clara referencia a Benítez. Al final lo mejor es centrarme en el Madrid y hablar y escribir sobre los partidos porque si me pongo a debatir sobre estas cosas, nunca termino. Por cierto, este domingo se decide la Liga. No tengo fe en el Espanyol. Seguro que se dejarán la vida, pero los pobres no podrán contra el Barça y el árbitro. Es como un combate de boxeo entre Tyson y yo mismo, y encima con el ábitro a favor del primero. Nada que hacer. Tampoco tengo claro que ganemos al Valencia. Junto con Sevilla, Barça y Atlético, son de los clubs que más nos odian. Todo por quitarles a Mijatovic en la década de los 90, gente rencorosa que son.. desde entonces éstos 3 clubs regalan sus joyas al Barça y les prohíben fichar al Madrid. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario