sábado, 6 de diciembre de 2014

Un Madrid glorioso e imperial

Foto: Marca

Después del partido de esta noche, ya sí que podemos decir que el Madrid atreviesa quizá uno de sus momentos más dulces en su historia. Ganador de La Décima, ganador de la Copa, ya solo le falta ganar algo esta temporada para confirmar su buena racha. Es posible no ganar nada, claro, pero el equipo lo está haciendo bien. Se está compitiendo, se está dando la cara. Salvo hecatombe final, yo no me quejaría durante esta temporada. 

Una temporada para disfrutar, que me deja poca opción para comentar. Sin palabras estoy con el Madrid y con Cristiano, al que solo le falta terminar de perder el miedo a caer de espaldas al meter la chilena. Su cifra de goles empieza a ser algo inalcanzable para Messi, a la espera de que mañana el Argentino le meta 5 al Espanyol como le suele hacer en cada temporada. 

La semana solo tiene como nota negativa la cancioncita que sobraba en la cena de Carletto y su cuerpo técnico. Por desgracia le pescaron y en mal momento, porque nos las veremos con ellos en Copa. Ya no son los de la temporada pasada, pero aun así van a dar mucha guerra. El Cholo está "mu loco" a juzgar por cómo se flipaba dando órdenes a su equipo cuando iba ganando 3-0. Pero es que tanta tensión desmedida juega un papel contradictorio en el equipo, que se desinfla en las grandes citas (prórroga de Lisboa). 

Ahora para que todo sea perfecto ya solo falta que el Barça empiece a jugar mal. Messi ya no es el que se regateaba a todos, y a Luis Enrique algunos los jugadores le han salido gallitos y rebotados. Pero es que el record de Cristiano es sensacional, y el juego del equipo acompaña a algo que no había visto en mi vida. Y llevo desde el año 95 siguiendo al Madrid. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario