jueves, 22 de mayo de 2014

No tenemos plantilla, sí equipo

El fantasma de Dortmund está ahí
Creo que tenemos a unos muy buenos jugadores pero que se arrugan en las grandes citas. Ante el Dortmund lo vimos, les puede la presión. No sé por qué. Igual por la prensa. El peso de la décima. La verdad es que las declaraciones de Ramos diciendo que no son favoritos, hacen pensar un poco eso. Juanfran desmintió las palabras de Ramos en una evidente falta de respeto. ¿Quien es él para hablar así del mejor central del mundo?

El Madrid juega más cómodo cuando no es favorito. Lo hemos visto esta temporada. Cuando ha tenido que asumir la responsabilidad, le ha salido todo mal. Se comenta en los foros de internet que sería cachondo que el hombre de la Décima fuera Álvaro Morata. Pero la verdad es que podría jugar, y por tanto anotar. Personalmente dudo que Carlo quite a Benzemá incluso ante una hipotética prórroga, pero si se lesiona alguien de arriba, Morata podría entrar. Este chico celebra efusivamente un 5-0 en el Bernabéu, si marcara en Champions, mínimo lloraría de alegría. Pero es que creo que jugaría tan nervioso, que le saldría todo mal. Y al resto les pasa un poco igual. Cristiano no hace grandes partidos en las finales, no es un jugador frío. Se deja llevar por la presión y prefiere "disfrutarla" como dice Carlo, antes que salirse. Por eso debemos confiar en jugadores con más personalidad, con más frialdad. Ahí entran Bale, Di María y hasta Benzemá. Diría Alonso también, pero no la va a jugar. 

El papel de Alonso es clave para dar moral al equipo. Él fue el artífice de una remontada al Milán en una final de Champions. Perdían 3-0 al descanso y el Liverpool terminó remontando y ganando con un gol de Alonso. Precisamente se la remontaron a Carlo. Así que si algo tiene la plantilla, es la confianza y experiencia de un entrenador al que le han remontado un 3-0. Esa final marcó a Carlo.

Como marcó al Madrid no poder disfrutar de Cristiano o Pepe en los últimos partidos de Liga. Dima apuntó al final del último partido que no pudieron jugar algunos jugadores y que por eso perdieron. Realmente hacen falta nuevos fichajes porque no podemos confiar en Morata ni en Illarra. No obstante, Illarra se juega su futuro el próximo sábado. Lo peor es que por mal que lo haga, estoy casi seguro que nos lo comeremos con patatas varias temporadas más, como pasó con Higuaín. Precisamente Higuaín y Özil verán la final desde casa. El segundo se fue porque quiso.

A pesar de todo vamos a jugar una final que muchos no pueden disfrutarla. Ancelotti para quitar presión dijo eso mismo: que lo importante era disfrutar. La última vez que dijo eso, el Barça nos metió 4. Sinceramente, me da la sensación de que Isco presiona y recupera más balones que Illarra, y además arriba tiene gol y es más peligroso. El gol de Dima en la Copa del Rey ante el Barça viene de un robo clave de Isco. Creo que sería un error apostar por Illarra en la final, además ya vimos de lo que es capaz ante el Dortmund. Un jugador profesional y que juega en el Madrid, no puede permitirse según qué errores. Es como si a Íker en la final se le cuela un balón por debajo del pie a lo Pepe Reina y nos cuesta un gol. Hay errores que no pueden cometer tipos que ganan tanto dinero.

Va a ser sin duda un partido de reinvindicación y resurrección o de muerte de una buena temporada. La desilusión pude ser mayúscula, y encima ante el Atlético. Podría haber contado la de portadas que le han dedicado los medios digitales como As y Marca al Atlético durante los últimos días y ganarían de goleada a las dedicadas al Real. Está claro que hay más gente del Atlético que del Madrid: Todos los culés, más los colchoneros. No sé si somos favoritos, pero desde luego somos minoría en esta final. Doce años más tarde tenemos opciones. Mourinho ganó con el Oporto una Champions jugando como el Cholo. El partido no será fácil, pero ahora hay que seguir soñando y el sábado disfrutar de la final y dar la enhorabuena al campeón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario