domingo, 8 de diciembre de 2013

El fideo se quiere ir de la olla

Se cree Robben y no llega ni a Robinho

Me pareció mal el feo gesto de un partido hace días en el que se señalaba la camiseta. El Madrid goleaba plácidamente y él aprovechaba para reivindicarse. Desconozco lo que cobra aunque según algunos medios, cada año está pidiendo un aumento de contrato. El Madrid de Florentino parece que no negocia renovaciones hasta que no quedan 2 años de contrato y lo hace así con todos sus futbolistas (incluyendo Cristiano) y me parece bien porque sino sería un despelote: cada vez que alguien marcara un gol pediría un aumento de sueldo. Y eso no es. A un jugador del Real Madrid se le presupone gol, voluntad, entrega.. y Di María creo que lleva 4 goles en esta temporada, que está muy bien, que no dudo que sea bueno y nos haga falta.. pero igual que no me gusta cuando Íker coquetea con lo de querer irse, tampoco me gusta que lo haga Dima. 

Aunque parece que ya no van a por el entrenador. No se van a juntar Íker y Dima (como sí hicieron Íker y Pepe contra Mourinho) para intentar echar al entrenador. Al menos vamos mejorando. Ahora cargan contra Florentino, que es el malo por no pagarle 2 millones más. Lo que no entiendo muy bien es la postura de Florentino al no querer traspasarle. Si lo vendemos por 40 kilos y nos traemos a un delantero con garantías (Morata ayer falló un mano a mano clarísimo) lo vamos a tener complicado. Pero también entiendo que Florentino quiere hacer llegar a los demás el siguiente mensaje: 1-Nadie es imprescindible, si alguien se pone chulito amenazando con un aumento o irse, se va (caso Özil) 2-Nadie se puede ir tampoco cuando le de la gana, si ha empezado la temporada y te has comprometido, debes ser maduro. Es que ya está bien de tan poca inmadurez, cobrando como cobran sobre 2 millones de euros al año y queriendo más y más cuando el Madrid ni ganó un título la temporada pasada. 

Y es que creo que lo que se monta alrededor de Cristiano no favorece al equipo. Le favorece a él, que es el 50% del equipo, vale, pero no va bien contra algunos futbolistas algo crecidos de ego, como es el caso del fideo. Que por cuatro regates bien hechos y algunos goles, ya se cree Robben, y todavía tiene que demostrar mucho. Entre otras cosas podría regatearse a alguien o aprender  a centrar con la derecha. Lo ví claro cuando hizo aquella asistencia de rabona con la izquierda, cuando lo celebró más que Cristiano. Como si fuera un gol suyo, y él es capaz de hacer hasta esa maravilla con la zurda con tal de no tocarla con la diestra. La pierna diestra para él no existe, está solo para apoyarse. Eso le hace muy predecible y completamente inútil cuando nos tocan equipos trabajados con entrenadores serios. Un entrenador serio como Mourinho que le diga a su central: -Este tipo no te la va a tocar con la derecha así que olvídate de esa pierna-.

Para colmo ayer contra un equipo de Segunda B y ordenado, no fue capaz de desequilibrar. Pienso que son peligrosos estos partidos, y que a veces incluso es más difícil vencer a estos rivales. Estos equipos modestos se dejan la vida en el campo, es el partido de su vida, por no decir el día de su vida. Es normal que cueste batirlos. Lo que me parece una tremenda injusticia es que no sea a partido único. Ayer con 0-0 anda que no me hubiera divertido en la segunda parte, habría sido emocionantísimo. Pero realmente todo se resolverá en el Bernabéu, que caerán asustados ante ese enorme estadio. Así que lo del doble partido deja en un segundo plano lo de ayer, que habría supuesto la prórroga. Menuda bobada esto de que se hagan a doble partido las eliminatorias de Copa. Además los equipos normales de la Liga tendrían también más opciones. Está claro que así se beneficia a los de siempre: Madrid y Barça. Si yo juego una partida al ajedrez contra Magnus, puedo tener suerte y ganarle, pero si jugamos 2 seguro que él me gana a mi por paliza. Es que es muy obvio, me parece absurdo que se haga así, más aun teniendo en cuenta lo cargado del calendario de por sí. 

De todas formas de ahí a rajar porque el Madrid empatara ayer, me parece que va un trecho. No creo que sea por la hierba artificial (aunque creo que si se tiran en hierba artificial se dejan el pellejo en el suelo, literalmente). He conocido gente que jugaba en equipos de tercera división y he entrenado con entrenadores "flipadillos" que entrenaban a equipos de estos. Técnicamente y salvo excepciones son en general la mayoría de jugadores bastante torpes, capaces de fallar un gol cantado a puerta vacía e incapaces de hacer un centro a 30 metros en condiciones. Pero físicamente son bestias, algunos entrenadores de esas categorías son "colgaos" que ponen a sus chicos cada día para calentar a hacerse 20 campos en un determinado tiempo. Les meten unas palizas físicas bestiales y alomejor no tienen posesión ni marcan goles, pero como tácticamentee sepan defender bien, con lo que corren, se tiran 90 minutos en una intensidad bestial y hacerles goles es dificilísimo. 

Sobre todo en categorías inferiores priman mucho los resultados del corto plazo, en especial: no descender. Y para no descender basta con que al principio no te hagan goles. Por eso muchos entrenadores optan por reforzar lo físico: olvidarse de pizarras y dedicar 2 de las 3 horas de entrenamiento a correr, hacer abdominales, flexiones y dar saltitos. Al final tiene a 11 tíos que durante meses corren como caballos y que no les van a ganar una carrera y que además tienen opciones en las rectas finales de los partidos porque están muy entrenados. Sin embargo esto es solo el corto plazo: y a largo plazo no marcan goles ni aprenden a jugar bien y por tanto no mejoran. Los entrenadores más tipo Guardiola optarían por algo radicalmente diferente: dedicar 2 de las 3 horas a practicar centros, regates, chutes, etc.. pero dejando inevitablemente lo físico de lado. Esto está muy bien cuando, como Guardiola, te dan un equipo hecho con los mejores del mundo. Pero pillar a 11 tipos que no saben ni hacer pases e intentar que aprendan a hacerlo, le cuesta a cualquiera 5 goles encajados por partido y varios descensos en años. Por el camino se cargan al entrenador, y volvemos a la espiral que acabo de comentar: los entrenadores tipo Mourinho o Clemente dominan las categorías inferiores del mundo. Lo cual no significa que también los hayan en las categorías superiores porque: correr y presionar como benditos también funciona en el Top. Si además algunos equipos hasta tienen a un sólo delantero centro bueno (caso de Diego Milito el año que el Inter ganó la Champions) pues hasta consiguen cosas grandes sin ser en sí un equipo técnicamente bueno.

Yo creo que todo esto se ve muy claro en equipos de menos nivel, en el Barça incluso, que durante años dio pena con Van Gaal pero cuando sus chicos canteranos aprendieron a jugar, lo bordaron y dejaron a todos boquiabiertos durante un año. Se ve claro también en la patada en la espinillera que le dieron a Morata ayer y se ve claro cuando vemos las lesiones escabrosas que se suceden cada fin de semana en los campos de tercera división, resultado de jugadores alocados que van al choque sin ningún pudor porque les han enseñado a hacer eso y saben que así se ganan partidos a falta de calidad técnica. 

Y lo vemos ahora con Di María, personaje que ni Mourinho ni Carlo le está haciendo aprender a jugar con la izquierda. La prensa se ha cargado a Mourinho en parte por eso: porque tuvo 3 años para intentar hacer que los jugadores del Madrid aprendieran a jugar un poquito mejor al fútbol y Mourinho se centró en el cortoplazismo y prefirió que fueran 11 defensores con Cristiano a la contra. Carlo parece que al principio quería hacer que las cosas cambiaran, pero como he dicho eso puede costar quedar una temporada sexto o séptimo en Liga. ¿Quién se atreve a hacer eso con el Madrid? Lo echan en el primer año. Parece que nadie aprende de los errores ni se acuerda que Luis Aragonés estaba dentro de la selección Española de fútbol por el pelo de una gamba y al mantenerlo España siguió con el modelo del "tozudo" exseleccionador, y ganó la Eurocopa, haciéndonos campeones de Europa y más tarde del Mundo con un estilo que él impuso contra viento y marea gracias a su personalidad y a no dejarse manipular.

Parece que nadie recuerda eso y todos los entrenadores prefieren mirar a corto en vez de largo. En parte es normal: pocos duran y sobre todo en el Madrid. Por eso siempre me ha chirriado que se eche a un entrenador por no ganar nada en una temporada. Si se ven las bases de un proyecto, si se ve que al menos hay algo detrás, yo no echaría a un entrenador por una mala temporada. Todo el mundo debe tener derecho a una segunda oportunidad, una segunda temporada para comprobar si hay algo (salvo en el caso del Alcorconazo pero porque eso ya fue humillación mayúscula).

Igual que en la economía, se pueden subir los impuestos indirectos, meter un euro por receta médica y la gente seguirá tomando el café, comprando medicamientos y consumiendo mientras que a corto plazo el estado recaudará eficazmente. Pero a largo plazo o se hacen ajustes que asienten las bases de algo sacrificándose hoy, o no se llegará a ningún lado. El fútbol no es la excepción y parece que con Carlo Ancelotti al menos se intenta llegar a un equilibrio entre intentar aprender a jugar a algo pero a la vez haciéndolo lo suficientemente bien como para que la prensa no le eche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario