sábado, 2 de noviembre de 2013

Bale me está empezando a gustar

Y a Cristiano también

Partido impredecible una vez más, el de esta noche del Madrid de Ancelotti. El Madrid ha empezado como de costumbre, arrollando no se si por la inercia del Madrid post-Mourinho o por órdenes de "equipo", nunca mejor dicho. Bale y Cristiano han destrozado al Rayo en la primera parte, y una cafrada de Pepe ha hundido al Madrid, que se ha borrado en la segunda parte. 

El partido pintaba bien así que he apostado al 0-4. El Rayo está abajo en la tabla pero al juzgar por lo de hoy, no se merece estar tan abajo. Cristiano ha anotado el primero con  caño incluído. Para mi un golazo. El segundo lo iba a anotar Benzemà, después de que Bale le asistiera creo que con la derecha. Bale iba a dejar buenas acciones en el partido. Al menos, destaca en cada balón. 

Porque con la llegada de Bale parece que el gran sacrificado ha sido Isco, seguramente porque no presiona igual y es una máquina de perder balones arriba. Ahora bien, el otro que va a pringar bastante es Morata, y de Jesé ni hablamos. Como no se lesione alguien, pocos minutos van a oler en esta temporada los dos canteranos. 

Por lo demás el Madrid se planta 0-2 al descanso y todo pinta bien para poder llevarme 12 euritos por euro apostado. Pero Bale iba a asistir a Cristiano demasiado pronto, 0-3 y el 0-5 en el horizonte podía ser una realidad. El defensor del Rayo se iba a ir.. ¿llorando? Todos cometemos errores en nuestro trabajo y no por eso vamos a llorar. Lo mejor es asumir el error, aceptar que se cometen a veces, pedirle un autógrafo a Cristiano al final del partido y aprender. Pero eso de irse llorando y taparse con la camiseta la cara,  no me parece digno de un profesional que además se supone que cobrará un buen sueldo.

  Foto: www.Marca.com

Debo reconocer a pesar de todo que me ha dado un poco de pena. En estos casos igual es mejor ser precavido y no criticarle injustamente porque es posible que su frustración esconda una depresión de caballo subyacente, cuyo motivo principal no tenga nada que ver con el fútbol. Se suicidó un exportero del Barça hace unos años por algo parecido. Empezó tomándose muy a pecho sus cantadas, y terminó tirándose a la vía del tren cuando su hija falleció por enfermedad. Así que hay que tener mucho cuidado con estas cosas. En todo caso el tipo sí que está claro que necesita urgentemente ir al psicólogo porque no es normal echarse a llorar porque un tío de 90 millones de euros te haya hecho un regate. Que no ha sido un gol en propia puerta en la final de la Champions o un penalty fallado. Por eso digo, que igual sus llantos se debían a otra justificación que desconocemos, como pueda ser algún tema personal o familiar más íntimo.

Siguiendo con el partido, el Madrid apuntaba al 0-4. Sin embargo parece ser que mientras juegue Pepe, el Madrid no va a pasar un partido sin encajar un gol así que ya puedo ir olvidándome de apostar a bonitos resultados como al 0-4. Pepe va a liada por partido y hoy tocaba otro penalti absurdo. No me acostumbro a verle con esos pelos, por cierto. Es curioso; cuando Raúl se lo dejó largo también sacó a relucir su peor versión. En fin, que Pepe provoca un claro penalty y luego Marcelo hace otro un poco más dudoso. 2-3 y coño, viendo lo que hizo el Sevilla la semana pasada, el Rayo creía. Y vaya si creía.

Menudo baile nos han metido en la segunda parte. Y casi parecía que hasta al Real Madrid le valía, víctima de su propia indulgencia. Al final del partido han apretado un poco más y han robado algún balón en el centro del campo. Carai, pero si casi parecía que lo hacían a posta para dejarse empatar y así que hubiera más emoción. La segunda parte me ha parecido un calco a la vivida contra el Elche. El equipo rival se crece en su estadio, cree viendo lo penoso que juega el Madrid los segundos tiempos, y aprieta y el Madrid se deja apretar. En una de estas se nos va el Barça a 9 puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario