domingo, 1 de septiembre de 2013

Victoria y 3 de 3

Casi goleamos al Bilbao
El tercer gol hacía presuponer una goleada, aun más teniendo en cuenta la superiodidad ofensiva del Madrid. Sin embargo las numerosas ocasiones de gol desaprovechadas reflejan la fiel idea de que seguimos necesitando un delantero centro. Ha sido Isco finalmente el que por partida doble ha marcado y nos hemos hecho con la tercera victoria seguida de la temporada. 

Por lo demás el partido nos deja otra cantada en defensa y esa poca pegada que vamos a necesitar cuando nos juguemos cosas importantes durante esta temporada. La llegada de Bale hará temblar los cimientos en ataque, pero nos sigue faltando un verdadero 9. Por lo que respecta a Cristiano, sigue muy poco inspirado en las faltas, aunque al menos hoy ha colocado entre palos una. Estando Isco, Di María y mucha más gente que le pega bien, creo que tendría que ceder alguna. Tengo ganas de ver qué ocurrirá con las faltas cuando llegue Bale.


El Caso Bale ya llega a su fin..

Porque por lo que respecta a Bale, desde luego el señor Levy debe ser aclamado por sus seguidores. Pero es súmamente egoísta con respecto a Bale y sobre todo desesperante. Algunos mensajes que circulaban por las redes sociales durante la semana pasada afirmaban cosas como: "Pagas cuando yo quiera" o "Pagas lo que yo quiera", a tono ya de burla sobre lo que este hombre ha hecho durante este verano con el pobre Gareth y de rebote con el Real Madrid. En primer lugar no quiere vender a Bale por menos de 100 kilos, aunque le prometió al jugador que lo soltaría si alguien hacía una oferta superior a los increíbles 80 millones de euros. Una cantidad de dinero bestial pero suficiente como para que el señor Levy faltara a su palabra y mareara al pobre de Gareth durante todo el verano. 

En segundo lugar, además de faltar a su palabra, (según he podido leer en vacaciones del Marca o As) cuando el Madrid ofreció 100 kilos, el señor rechazó la oferta y pidió 10 o 20 más. Como todavía quedaba un mes hasta el cierre del mercado.. igual el Madrid soltaba 120. Sin embargo el Madrid de una sola tajada únicamente estaba dispuesto a ofrecer sobre 80-90 "kilos". 

Recuerdo que pasó algo parecido con Dani Alves. No sé ahora mismo si su cláusula era de 30 kilos o menos, pero el Madrid ofreció 25-30. El Sevilla pidió más alegando que el City pagaba 30. El Madrid ofreció 30-35 y el Sevilla pidió más. Total, si siempre que se pide más suben, no tiene sentido aceptar esta oferta porque 5 millones es mucho dinero, ¿no? El Madrid llegó a ofrecer 50 kilos por Alves y el Sevilla se negó a traspasarlo. Al año siguiente lo malvendieron por mucho menos al Barça. Misma operación ocurrió con Villa. El chaval ya se había memorizado las palabras para la presentación, tales como: "siempre quise jugar aquí" y al final el Valencia se negó a traspasarlo (en el As y Marca circulan portadas con Villa con la camiseta del Madrid). A la temporada siguiente el Barça lo fichó por algo menos, ya que el Valencia no quería comenter otra vez el mismo error. 

Pero Levy tiene claro que tenía que traspasar a Bale. Tengo entendido que le queda un año de contrato y si no lo traspasa en esta temporada, se iría libre a la siguiente, aunque no jugara ni un solo partido. A pesar de todo, hace una semana parece que se llegó a un acuerdo que rondaría los 90 millones de euros. Pero claro, el señor Levy tampoco quiere firmar nada hasta el último día para que no le de tiempo al Madrid de traspasar a algún jugador (tipo Coentrao o Di María) a la Premier. Que podríamos pensar: ¿y si le traspasamos a Di María o a Coentrao al mismo Tottenham? Pues tampoco porque el señorito quiere colgarse la medalla de ejecutar el traspaso más caro de la historia. Lo dicho; lamentable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario