miércoles, 9 de enero de 2013

Cristiano Superstar

Hat Trick y a cuartos


De nuevo Cristiano nos mete en cuartos de Copa. Por tercer año consecutivo, desde la llegada de Mourinho no hemos vuelto a hacer el ridículo en Copa. Pero claro, hay que echarle y tal. La prensa seguirá rabiando pero Cristiano "le salva el culo" a Mourinho, como diría el necio Lama. Ahora mismo estamos esperando al Valencia y más tarde al Barça, que se clasificará seguro. La final podría ser un partido fácil, pero los que no lo tendremos fácil seremos nosotros ante el Valencia. 

El partido empezaba muy bien, con un disparo de CR que cogería cierto efecto y el portero no podría hacer nada para pararlo. Se ponía fácil el partido y Cristiano en vez de intentar apabullar al Celta con más disparos, ha empezado a ser generoso justo cuando podía seguir haciendo más daño. Cuestión de psicología supongo. Iba a llegar entonces el segundo de CR y aquello me iba a recordar mucho al Madrid-Bayern de la pasada temporada. Con un Cristiano brutal pero con un Madrid de más a menos, acusando el terrible esfuerzo físico de los primeros 30 minutos (no había más que ver a Modric como bajaba a defender). 

Un gol del Celta implicaría el empate en la eliminatoria, pero íbamos a aguantar bien. ¿Iba Adán a poder igualar las paradas de Íker? Lo dudo. Íker está mal, es posible. Pero desde luego, Adán no le supera. Si Mourinho quiere dejarle claro a Íker que no es intocable, debería fichar a un portero de cierto nivel. Así pues, el Madrid se iba a quedar con uno menos por una injusta expulsión de Ramos. En mi opinión le da sin querer al caer. Puede encoger la pierna pero la deja "suelta", aunque desde luego no parece que le busque dar a posta. Se va Ramos y nosotros nos quedamos con 10 y con Mourinho desesperándose. Primero le pitan al Madrid un fuera de juego erróneo y antes un penalti claro a Cristiano no señalado. Por un empujón dentro del área. El defensa está cansado, desconcentrado o las dos cosas a la vez y Cristiano se le escapa por dentro quedándose solo ante el portero, momento en que el defensor opta en milésimas de segundo por hacerle penalti ya que se le iba solo. Sin embargo, por suerte para él, el árbitro no se iba a querer mojar. 

Mientras tanto Mourinho cagándose en todo en la banda. Si se pone así de histérico hoy ni me imagino lo que hará cuando nos roben jugando contra el Barça como sucede habitualmente. Porque vamos directos a cruzarnos en semifinales de nuevo y en liga tenemos una papeleta complicada en el Bernabéu.. dentro de no muchas semanas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario