domingo, 16 de septiembre de 2012

Tocados y hundidos

Derrota dolorosa contra el Sevilla
Foto: www.As.com


No hemos podido saber si Cristiano sigue infeliz. Que conste que no quería escribir sobre este tema, porque me parece bastante hipócrita dedicarse a hacer juicios de valor completamente arbitrarios sobre la vida de otras personas. Y es que en realidad no tiene importancia la riqueza personal de cada persona para justificar la posible tristeza de ésta. Ciertamente, el dinero no da la felicidad para aquel que se ha acostumbrado desde joven a conseguir importantes cantidades de dinero. Cristiano lleva desde los diez y siete años en la élite del fútbol mundial y me temo que como a la mayoría de jugadores que han sido artistas precoces, su declive está empezando a hacer mella en él mismo y en el Madrid, que ahora mismo es lo más importante. 

Cristiano es un tipo algo narcisista. Pero su problema viene desde que ha empezado a coger tono muscular, hace ya unos cuantos años. Desde que estaba en el Manchester, se empezó a preocupar en exceso sobre sus bíceps o abdominales. Cuando una persona entrena un bloque de músculos concretos en su cuerpo, la masa muscular se le descompensa, de manera que se deben entrenar todos los músculos del cuerpo para conseguir un buen tono físico. En el fútbol no obstante, los futbolistas suelen tener unos cuádriceps fuera de lo normal, en detrimento del bloque superior del cuerpo. El tono muscular alto en el cuerpo te garantiza no caerte ante al mínimo golpe, poder ir al choque con más fuerza, lesionarte menos... pero por contra te impide tener un buen manejo de balón. Te vuelves torpe, el exceso de fuerza muscular provoca que el balón se te vaya lejos en los controles, perdiendo, valga la redundancia, el control del balón. No tenemos más que ver a tipos como Iniesta, Messi o Xavi, auténticos iconos del buen juego, regate y posesión. ¿Acaso estos tres jugadores tienen la masa muscular de Cristiano Ronaldo? ¿Acaso la tenía Zidane? ¿Y Ronaldo, "el bueno"? La respuesta es no. Todo este grupo de jugadores que menciono eran jugadores más bien delgados, en el caso de Ronaldo estaba muy delgado, pero no tenía esa masa muscular extrema que hace volverle torpe al controlar un balón. Digan lo que digan, un futbolista de metro setenta siempre tendrá más destreza regateando y jugando al fútbol que otro de metro noventa. 

Cristiano entra en el grupo de futbolistas fuertes, que si bien hace tiempo tenía regate y desborde, parece que está empezando a perder facultades y no lo digo por hoy. Es algo que vengo observando desde hace mucho tiempo. Desde que ha perdonado contra el Barça y en algunos partidos importantes de liga de Campeones. 

El control es malo cuando recibe solo ante el portero y se la quita legalmente el central del Sevilla. En directo me había parecido penalty pero en la repetición se ve claramente que el defensor toca balón. No es lo único que me desespera de Cristiano. Mourinho, Karanka, o alguien que entienda de fútbol tiene que saber ver que este chico no sabe chutar las faltas. Es normal que marque alguna, si yo chuto 30 faltas, también meteré alguna y hasta será un golazo pero ni mucho menos eso significará que soy especialista chutando faltas. Una falta no debe chutarse picando el balón en seco como él hace siempre. Eso puede funcionar en remates desde más de cuarenta metros. Pero desde donde las chuta Cristiano, lo que debe hacer es intentar colocarla con el exterior, en vez de picarla siempre en seco. Lo que consigue rematándola en seco es que la pelota sobre pase la barrera y consiga potencia, pero se le desvía completamente la trayectoria y salvo suerte descomunal o portero torpe, el balón casi siempre es parable. 

Ahora voy con Higuaín. Perdonando la que ha fallado en la primera parte, ya en la segunda ha fallado un rechace del portero que ha sido un escándalo. Ha ocurrido justo cuando Modric se ha apuntado al club de los rematadores del palo. Le han dado el carnet de socio número 3, el número uno es para Higuaín y el dos lo tiene Cristiano. Pero el remate de después de Higuaín es imperdonable, como lo es el de Callejón que la manda al Párking. Un futbolista de un equipo de élite que cobra millones de las antiguas pesetas.. no puede ser tan torpe como para no poder colocar un balón sencillo entre palos. Eso no puede ser. Me parece gravísimo. Si bien Mourinho tiene parte de culpa porque Callejón iba con la lengua afuera a los veinte minutos de salir al césped. Siempre me ha chirriado que los atacantes defiendan como becerros. Y es que cuando un atacante se desfonda defendiendo, a la hora de atacar está cansado y por tanto anda mucho menos fino.. si a eso le añadimos que nuestros atacantes frescos ya de por sí no es que sean unos genios precisamente..

Mourinho se ha cargado así a Ozil y Di María. En mi opinión a ambos con razón. En el gol parece que canta Di María. Si Mourinho le pone a defender un córner, le está bien empleado. ¿Acaso un jugador de su perfil debe tener especialidad en defender córners? No obstante en rueda de prensa ha hablado sobre que algunos jugadores no tienen la cabeza en el fútbol. ¿Acaso no es su trabajo averiguarlo? ¿Acaso alguien le obliga a poner a Higuaín de titular?

Cuánto echo de menos de nuevo a Agüero.. Cazorla o Silva.. Y Mourinho se equivoca al mencionar que no tiene equipo. Sí que lo tiene. Pero el equipo es el que es. Es como si ponemos a jugar a un equipo de tercera división (con todos mis respetos para los equipos de Tercera) y pierde 1-0 contra el Sevilla. ¿Acaso se les puede reprochar algo? Lo que tiene es lo que hay y he detectado muchísimos fallos de torpeza, más que de actitud. Fallos de impotencia, de jugadores sin calidad. Cristiano falla mucho, ya ni los centros pone bien y han desaparecido sus jugadas maravillosas que hacía hace unos meses y nos permitían ganar partidos.

Toca esperar al martes. ¿Qué ocurrirá a partir de ahora? al Madrid le habría venido bien en verano desprenderse de Di María, Higuaín y Cristiano y traer a Cazorla, Silva y Agüero. ¿Cómo vamos a ganar si no tenemos a los mejores? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario