jueves, 30 de agosto de 2012

Agüero y Silva

Juntos contra el Madrid

El Madrid se las verá ante el moderno Manchester City. Si os digo la verdad; estaba deseando que nos tocara a este equipo en la fase de grupos. Una lástima que no haya caído la Juventus. Un grupo formado por City, Juventus y Montpellier habría estado bastante bien. Claro que el equipo alemán tampoco es malo. 

Y es que me estoy cansando en los últimos años de presenciar partidos de la liguilla bastante carentes de emoción. Jugando contra dos equipos flojos ante los que parece fácil sumar 12 puntos y asegurar la clasificación en el segundo puesto. De manera que hasta febrero o marzo, no hay emoción total con los cruces. Sin embargo este año será diferente. Dudo que nos quedemos fuera pero disfrutaremos de dos trepidantes partidos contra un equipo que asegurará goles en ambas direcciones. ¿O tal vez conseguiremos mantener la portería a cero?

Es una lástima lo de Agüero o Silva. Cualquiera de ellos dos tiene más nombre que su propio equipo, algo desconocido hasta hace unos años. De haber fichado a uno de los dos, ahora no solo tendríamos a una plantilla mucho más potente, sino que al medirnos contra el City lo tendríamos algo más fácil. Esto me recuerda a cuando se fichó a Figo. No solo sumó a nuestra plantilla un activo que la potenció, sino que además restó del Barça uno de sus mejores jugadores. Un Barça al que teníamos asegurados dos partidos por temporada contra ellos. Así fue como el Madrid ganó la octava y la novena si mal no recuerdo. 

Así ha sido como Iniesta ha ganado el premio a mejor jugador de Europa. Premio que bien podría ser Madridista. Lo digo porque el señor Palacios tenía preparado el fichaje estelar de Iniesta para el Real Madrid. Ocurrió que las elecciones las ganó un tal Calderón haciendo trampas y este fichó a Higuaín y a Gago entre otros.  Iniesta siguió en el Barça y el vídeo suyo con 10 años confesando que su equipo era el Madrid, cayó en el olvido. ¡Como habrían cambiado las cosas si Calderón no llega a falsear las elecciones!

Pero ahora toca felicitar a Iniesta en un premio sin duda merecido y que espero que en el futuro lo ganen Xavi o Iker porque ambos también se lo merecen. Xavi estuvo bastante flojo durante el final de temporada pasada y su avanzada edad le está haciendo llegar al final de su carrera deportiva. Es posible que no le de tiempo de ganar ningún premio importante ya. Los periodistas que votan, una vez más demuestran que valoran más los goles que el buen juego. Esto me lleva de nuevo a Higuaín; él todavía está a tiempo de hacer algo grande. Me aventuro a pronosticar que sino explota esta temporada, quedará fuera del Real Madrid para la temporada que viene. 


Super campeón de España

  El Madrid pudo ganar por más diferencia
Foto:  www.AS.com

Pero Higuaín falló en varias jugadas cuando se quedaba prácticamente mano a mano contra el portero. El Madrid remontó el 3-2 de la ida y se proclama supercampeón de España al ganar la Super Copa, que si bien no es un título importante, le acredita como campeón de la novena Super Copa de España al ganar al Barça en lo que ha sido la revancha perfecta tras lo sucedido el año pasado. 

El día empezaba con la noticia de que Coentrao no iba a poder jugar por haber sido sancionado cuatro partidos. Sin embargo, Tito, que también está sancionado dos partidos, sí iba a poder estar en el banquillo azulgrana. Sin duda esta noticia reflejaba que Marcelo iba a ser el más que probable lateral izquierdo del equipo, con Pepe, Ramos y Arbeloa en los puestos defensivos. Quedaba por averiguar si volvería a ser titular Callejón o Higuaín. Sinceramente, me esperaba a Benzemá titular en lugar de Higuaín. Los últimos partidos contra el Barça, Benzemá ha presionado con mucho peligro arriba, ha combinado bien y ha forzado jugadas de gol, e incluso llegó a marcar en los primeros minutos en una ocasión. Sin embargo Mourinho nos sorprendía con prácticamente a los mismos jugadores que ante el Getafe. En mi opinión quería insistir con ellos, probarlos, meterles presión. Si fallaban esta vez: iban a rodar muchas cabezas. 

Pero no fallaron. Presionaron, fueron con intensidad y se comieron al Barça en los primeros minutos. Unos primeros minutos que si bien la posesión estuvo igualada, el Barça apenas pasó de medio campo ni chutó a la portería de Iker. Como si fueran fuerzas opuestas, y como ocurrió en Getafe, el equipo que ponía más intensidad provocó que involuntariamente el equipo con más calidad (en el caso de ayer el Barça) redujera la intensidad de sus jugadas, provocando así que el Madrid ligara buenas combinaciones que dieron lugar a numerosas ocasiones de gol antes de que terminara la primera parte. 

El caso de Higuaín

Así fue como Higuaín tuvo el primero. Algo escorado, sin mucho ángulo, no era un balón fácil para marcar. Sin embargo chutó demasiado flojo y raso. Opino que un remate de fútbol 11 que vaya raso, es un mal remate. La pelota en mi opinión, hay que levantarla del césped siempre cuando se dispara a portería, aunque sea un palmo. Cuando se le pega al balón sin potencia, ocurre que va a ras de suelo y esos balones no son tan difíciles para el portero (exceptuando esta norma para algunos lanzamientos de penaltis). Claro que es mi opinión, y que desde la tele siempre parece más fácil de lo que es en realidad. Pero jugando contra un equipo como el Barça donde la igualdad es máxima y el mínimo fallo puede marcar (nunca mejor dicho) la diferencia entre perder y ganar. La diferencia entre un título y nada, entre la gloria y la ruina, el fracaso y el éxito, no se puede evitar ser riguroso al criticar determinados fallos en este tipo de partidos. Dichos fallos pueden ser recordados durante años si impiden la consecución de un título importante. Y es que si el Madrid hubiera perdido, la prensa, la afición, se habría hundido de tal manera que es hasta cómico en cierta medida ser conscientes de como un resultado que depende a veces de pequeñas decisiones individuales, puede determinar al día siguiente el estado de ánimo de miles de personas. Todos estaremos de acuerdo en que, de ser gol el balón que Messi dispara fuera en el último minuto, hubiera cambiado radicalmente los artículos de la prensa deportiva de hoy y las tertulias. Por eso es importante una vez más, ser igualmente críticos con esas jugadas puntuales que en otra ocasión provocarán un resultado diferente. 

Así es como Higuaín no es la primera vez que se le escapa el gol por milímetros. Ya ocurrió aquella famosa vez ante el Lyon, como sucedió también contra el Getafe y hasta contra el Valencia. Mourinho ha seguido poniéndole titular, pues ha sido un jugador que nunca ha quedado claro que sea titular indiscutible. El año pasado en Copa tuvo un fallo garrafal que si bien se le apremia esa determinación que tiene para desmarcarse y presionar hasta el final, no se puede decir lo mismo de los errores de definición. De ese tipo de errores que Van Nistelrooy o Raúl no cometían. Claro que estos dos últimos eran unos fueras de serie, pero, ¿lo es Higuaín? 

La definición en el segundo gol, en mi opinión no es buena. Se pone nervioso y en vez de bolear con seguridad intenta colocarla en el aire y el balón pasa por debajo de las piernas de Valdés. Casillas parará más tarde dos balones parecidos a Pedro. Así es como nos ponemos uno a cero y como Cristiano tras una espuela brillante sentencia-dicho sea de paso-, sin definir tampoco demasiado bien.  Sin embargo a Cristiano estos errores se le perdonan más, tal vez por su gran aporte futbolístico o porque no es un delantero centro nato y se le presupone más regate que otra cosa. Además de su aporte directo en forma de títulos que ha añadido a las vitrinas del Madrid le da derecho de sobra a fallar. ¿Acaso algún culé le puede reprochar a Messi el error en el penalty ante el Chelsea? 

Lo que no se puede fallar contra el Barça es el balón que podría haber significado el 3-1 en la segunda parte. En vez de rematar con la izquierda o controlar de prisa con esa misma pierna para rematar luego con la derecha, como es habitual en él, tarda demasiado tiempo en disparar (algo que ya viene ocurriendo en los últimos partidos).  Un gol que de haber entrado, habría calmado mucho al Bernabéu y machacado al Barça en lo que podría haber significado una superioridad casi aplastante en el marcador.  Psicológicamente era la ocasión de dar una confianza brutal al equipo de cara a futuros choques. Si bien la victoria ayudará en el futuro, me queda esa espina de no haber podido golear a un Barça que ha salido patético en la primera parte. No hemos podido aprovechar esa evidente inexperiencia de Tito Vilanova al planificar un partido de estas dimensiones y tal vez no tendremos mejores ocasiones. Es importante destacar que en el Barça faltaban tanto Puyol como Alves..

¿Cual es la solución pues al caso Higuaín? El problema es que Mourinho es mejor persona que entrenador. Aunque los medios catalanes y algunos madridistas traten de negarlo, Mourinho es muy buena persona y le dolería por Higuaín dejarle en el banquillo. ¿Como le explica su suplencia? Si le dice que es porque no presiona, le mentiría. Si le dice que es porque no se entrega al cien por cien, también le mentiría. ¿Cómo le va a decir entonces que le deja en el banquillo porque es torpe, malo o lento? Eso le hundiría. Sin embargo este tipo de jugadas que no se resuelven por milésimas son bastante frecuentes en divisiones inferiores. Las vemos en delanteros de segunda división B o tercera, que están solos ante el portero y chutan mal o fallan, pero entre la élite, no se pueden permitir. Estas diferencias a veces, son las que permiten que un equipo termine primero al final de temporada y otro termine tercero. Y es que decían anoche en Futboleros (MarcaTV) que Higuaín lleva 3 goles en lo que va de temporada y lo está haciendo genial. Claro, 3 goles en 3 partidos como titular y jugando con unos asistentes maravillosos como pueden ser Alonso, Ozil o Ronaldo. No es para menos, pienso yo. Si en 3 partidos como titular en el Madrid no marca 3 goles.. sí que sería para hacérselo mirar. 

Pero el problema viene que tal vez no hay un recambio mejor. Benzemá es un buen delantero, pero diferente. Por lo que respecta a Morata o a Callejón,  parece que no van a mejorar a Higuaín. Lamento que no se fichara a Agüero, y me duele aun más no haber traído a Silva, pero la plantilla es la que es y ya mucho le debe doler a Higuaín el haber fallado lo que falló ayer.. ¡aunque peor hubiera sido si el Barça logra empatar al final!

Y es que en el fútbol, como en la Fórmula 1, a veces las diferencias las marcan milésimas. De hecho, en cualquier deporte que se precie (natación, atletismo, ciclismo,etc...), las diferencias entre una élite de ese deporte, están definidas por milésimas de segundo, inapreciables bajo el ojo humano. En ciclismo, Fórmula 1, y muchos deportes, tenemos a una tecnología detrás de las marcas individuales de los deportistas que nos permiten ver quién es mejor. Sin estos dispositivos electrónicos, seríamos incapaces de conocer los resultados a simple vista. Sin embargo, en el fútbol, al ser un deporte en equipo y consistir en marcar goles, estas diferencias no las registra ninguna tecnología ni son visibles a simple vista. Existen ojeadores expertos, quizá algunos entrenadores experimentados (como Mourinho)  detectan estas pequeñas diferencias de chispa o velocidad de más en algunos jugadores. Pero para el resto de personas normales, la señal que te marca estas diferencias de velocidad y por tanto de mejores deportistas, en el fútbol, están representadas mediante los goles. 

Mourinho y la presión

Me sorprendió que Mourinho el día antes lanzara el mensaje de que quería comprobar si lo de Getafe fue un hecho puntual de un único partido. Me sonó a que amenazaba a algunas figuras importantes del equipo como Ramos, Alonso o Casillas. Era como si les arengara para que plantaran cara con una intensidad y una pasión desorbitadas por otro lado en un clásico en el que el entrenador (y como él mismo ha reconocido en otras ocasiones) realmente no necesita motivar demasiado a sus jugadores. 

Tal vez por su gesto serio en la rueda de prensa interpreté que ese mensaje iba en tono amenazante, tal vez en el vestuario las cosas se habían hablado de otra manera, pero la actuación anoche de Alonso, Ramos y Casillas me pareció sensacional. Casillas no puede hacer prácticamente nada ante el primer gol, tal vez debió dar un pasito a la derecha ya que parecía poco probable que Messi la fuera a colar por su izquierda, pero sin duda salvó los muebles ante el primer remate de Pedro. ¿Cómo pudo parar eso? 

Pepe: genio y figura

Merece un párrafo a parte este hombre. No quiero resultar ventajista pero el año pasado dio la cara en el Camp Nou. Ayer además de poner asistencias fue un muro en defensa. Haciendo pocas faltas, cortando todo lo que se acercaba por su zona y encima despejando con mala intención. Tal vez se notó demasiado su falta en el partido de ida. Podrá recordar la noche de ayer como un título que llega junto a su hija. Desde luego, ambos regalos merecidos. 

Modric: llegar y triunfar

Me sorprendió verle en el banquillo. ¿Significaba eso que apenas con un día de su llegada iba a jugar? Y vaya si jugó. Mourinho tardó bastante en hacer los cambios. Por momentos pensé que estaba esperando a que el Barça empatara para sacar al séptimo de caballería. Pero el Barça no empató, Mourinho quiso gestionar así bien el timing del partido y aprovechó para sacar a Modric en posición adelantada. Lo poco que jugó en mi opinión lo hizo bien. 

Supercampeones y a seguir trabajando

Después de lo de ayer parece difícil pensar en el próximo partido de liga. Esta tarde hay el sorteo de la Champions y la temporada no ha hecho más que empezar. Históricamente, casi siempre el que ha ganado la Supercopa, más tarde no ha ganado títulos o no ha ganado la Liga. Veremos este año como van las cosas, es cierto que la liga acaba de empezar y aunque el Barça esté a 5 puntos, no olvidemos que nos sobraron dos jornadas la pasada temporada. 

Así que hoy es el mejor día para empezar con este blog. Escribiendo sobre los partidos y novedades del Madridismo.  Desde el famoso pasillo del 4-1 y salvo algunos escándalos arbitrales, el Madrid siempre ha sido el crudo perseguidor del Barça, hasta el punto de que hace dos años le quitó la Copa, el año pasado la Liga y de este año, de momento, la Super Copa. El narrador del partido en la TV3 lo confesaba tras el 2-0: "feia temps que això no passava" o lo que es lo mismo: "hace tiempo que esto no pasaba", decía frustrado tras ver a su equipo hundirse. 4 años no es tanto tiempo... Y es que con esa afirmación, indirectamente, es como si reconocieran que lo habitual era que el Madrid ganara en casa al Barça. 

Ahora la duda está por ver si Higuaín seguirá siendo titular tras los fallos de anoche y si el equipo empezará a pasar por encima de los rivales como hacía jornada tras jornada durante la temporada pasada. Cabe destacar no obstante que una vez más, tanto Valencia como Getafe, se escaparon por dos largueros. Al Barça le costó  ganar ante el Osasuna pero no me cabe duda de que también van a perder muy pocos puntos esta temporada. Como he dicho; esto acaba de empezar.